soledades

Casi

Casi

Yo soy siempre la cobarde, la que siempre huye, la que siempre evita, la que siempre se hace la tonta, la ciega, la sorda. La que siempre prefiere dejarlo pasar. La que siempre elige no arriesgar. Y ahora, de repente, me tengo que acostumbrar a ser la que casi siempre. Maldito casi.